Patrocinadores y Colaboradores

Proyectos sostenibles

Nuestro compromiso desde nuestra creación como entidad no lucrativa ha  sido siempre el mismo: 

Apostar por proyectos sociales sostenibles cuyo objetivo sea la integración  laboral o social de colectivos con dificultades para integrarse en la sociedad.

La Fundación no quiere decantarse en ningún sector de población concreto, cualquier colectivo vulnerable que necesite del apoyo del resto de la  sociedad es válido e importante.

Lo valioso, en cada proyecto es buscar la sostenibilidad, conseguir que a medio plazo éstos se puedan ejecutar sin necesidad de financiación externa.

Nuestros proyectos se realizan siempre en colaboración con otras fundaciones y asociaciones. Contamos también con la inestimable ayuda de un entregado grupo de voluntarios que nos ayudan en los campos en los que están especializados.

¡Muchísimas gracias por vuestra fantástica aportación!

Nuestro sincero agradecimiento a todas las empresas que nos han brindando su apoyo y confianza en nuestro proyecto CONtodoARTE. 

                      

Colaborador en el marco del programa de Pro Bono de la firma:

 

Ley de Integración Social del Minusválido

La LISMI es la Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos, por la que todas las empresas españolas o allí establecidas, cuya plantilla sea superior a los 50 trabajadores, deben tener una "cuota de reserva a favor de las personas con discapacidad" de un 2% de la plantilla, es decir, que este tanto por ciento esté reservado para personas con una discapacidad igual o mayor al 33%.

Los principios básicos de esta norma se basan en garantizar la realización personal y la total integración socio-laboral de las personas con discapacidad. Según el texto legislativo, se entiende por minusválido “toda aquella persona cuyas posibilidades de integración educativa, laboral o social se encuentren reducidas como consecuencia de una deficiencia, previsiblemente permanente, de carácter congénito o no, en sus capacidades físicas, psíquicas o sensoriales”. Para formalizar la condición de persona con discapacidad se obtiene un certificado expedido por el órgano de la administración designado, basándose en informes individualizados por equipos multiprofesionales. El informe contiene tanto el reconocimiento de la minusvalía como el grado de discapacidad y también se establece el reconocimiento de la aplicación de los derechos contemplados en la LISMI.

 

Categorías

  • Contodoarte

    Contodoarte

     

    Fundación Dalma organiza y dirige un curso que persigue sacar a la luz la expresividad artística de...

  • Conturegalo Integración s.l.

    Conturegalo Integración s.l.

    Conturegalo es un Centro Especial de Empleo subvencionado por la Comunidad de Madrid y que...